lunes, 23 de agosto de 2010

Chistes de Gordas

Chistes de Gordas

Había una mujer tan gorda, tan gorda, que cuando se caía de la cama, se caía para los dos lados.

Había una mujer tan gorda, tan gorda, que su ángel de la guarda dormía en otro cuarto.

Había un tipo tan gordo, tan gordo, que se tumbó a tomar el sol en la playa y los de Greenpeace se empeñaban en devolverlo al mar.

Había una señora tan gorda, que cuando caminaba sentía que le aplaudían por detrás.

Había una gorda tan gorda que cuando se casó, no se casó de largo sino de ancho.

Había un tipo tan gordo que era mas fácil brincarlo que darle la vuelta.

Había un hombre tan gordo, tan gordo, que siempre salía por la puerta grande.

Había un tipo tan gordo, tan gordo, tan gordo, que el Servicio Nacional de Meteorología le ponía nombres de huracán a sus pedos.

Había una tía tan gorda, tan gorda, tan gorda, siempre que iba a la playa venía la marea.

Había una pareja tan gorda que se casaron en iglesias separadas.

Había un tipo tan gordo que ni la policía podía rodearlo.

4 comentarios:

Il Seba Byen Beyako dijo...

los kuliaos fomessss

Chistes dijo...

Buenos chistes, os dejo uno:
Me faltan 5 kilogramos para dejar de hacerme gracia los chistes de gordos

señor X dijo...

son terriblemente malos , me daria vergüenza ponerlo en mi blog

francesc dijo...

si no te gracia los chistes de gordos pa que coño te metes en esta pagina cuando pones chistes de gordos subnormal obeso de mierda.